sábado, 21 de marzo de 2009

Visita a la clínica veterinaria

Nos tocaba, había que hacer revisión de la familia animal. Animus, mi gato negro de 10 años se debió de meter en algún lio el otro día porque llegó a casa cojeando y Sucre, mi cachorrito de golden de año y dos meses parecía tener algún problema con las perianales (pegaba el culo al suelo demasiado amenudo, se rascaba, se mordía la cola...) y además le tocaba vacunación.
Vanesa, la veterinaria, nos trató genial. Nunca Animus se había portado tan bien, creo que a pesar del dolor se encontraba muy agusto con Vanesa y se dejó examinar y tratar (dos pinchazos, antibiótico y antiinflamatorio). Sucre no tuvo problema en dejar examinar sus zonas intimas y vaciar las glándulas, Vanesa le tranquilizaba y daba comida para "pasar el trago".
Fue una visita muy agradable, es un placer contar con tan buenos profesionales y saber que puedes poner tu "familia animal" en buenas manos.
http://www.laclinica.net

2 comentarios:

Yasmina dijo...

Que bueno!! cuesta mucho encontrar veterinarios que ademas de buenos profesionales esten dispuestos a invertir algo de tiempo para conectar con el paciente y hacerle mas llevadero "el mal trago"

¿Y como dices que se llama esa clínica?

Saludos

Virginia Gallego dijo...

Clínica del Pilar, está en Guanarteme, cerca de la Plaza del Pilar.